En DUP Haute Couture transformamos recuerdos en objetos de decoración, de uso diario, de uso específico; siempre depende de las circunstancias y de la historia porque todos los proyectos son únicos e irrepetibles.

Trabajamos sobre un recuerdo de abuelas, o padres, o un amigo. Todos valen. Un objeto que tiene tanto valor sentimental que está guardado bajo llave para que no le pase nada. Tan guardado está que no se ve nunca. Ahí es donde empieza el trabajo de De una Pluma. ¿De qué manera? Nos juntamos, té de por medio, para entender la historia del objeto, la relación que hay con él y ayudar a decidir en qué lo vamos a convertir.

tacheles-trabajo eliz 008
DUP-Costureritos-00

Luego de varias reuniones e idas y vueltas en el caos creativo, finalmente les entregamos la pieza con un packaging  que también forma parte de esta experiencia. El recuerdo ya no tendrá el mismo significado. Creemos que se transforma e intensifica después de este proceso, de esta experiencia que atravesamos juntos. Lo más importante de todo es que ya no va a estar guardado y es por eso que va a seguir cobrando nuevos significados a lo largo del tiempo.